CASA CASTRO (SIERRA DE GUARA-SOMONTANO)
 

 

 

   

    

El quebrantahuesos, prácticamente desaparecido en la Península Ibérica y en buena parte del mundo, mantiene en esta zona una de las poblaciones más viables de Europa.

 

 
 

Al filo de los acantilados planea majestuosa  otra rapaz: el buitre leonado (Gyps fulvus). Forma colonias donde conviven parejas reproductoras con animales subadultos y venerables buitres ancianos de blancas collaretas. Abundantes en el Somontano, se reparten en las colonias de cría del Balced, en los Fornazos de Morrano, del Mascún en Rodellar o en el congosto de Olvena.

 

  

   

Abundan en el Parque de la Sierra y los Cañones de Guara otras muchas especies, tales como,  los milanos real y negro (Milvus milvus, Milvus nigrans) y las distintas especies de córvidos (cuervos- Corvus corax-, chovas piquirrojas –Pyrrhocorax pyrrhocorax-, Cornejas –corvus   corone-). El velocísimo halcón peregrino (Falco peregrinus) es todavía abundante en los cantiles más sobresalientes de los barrancos, donde es fácil verlo en un picado a 400 km. por hora. Comparte roquedos con el cernícalo común (Falco tinnunculus).

  

  La reina de las aves, también aquí está presente, el águila real (Aquila chrysaetos), cría en las cornisas y paredes rocosas, al igual que el búho real (Bubo bubo).
Colonias de vencejos reales (Apus melba) y aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris) están también presentes en el medio rupícola.